PEDIR CON VEHEMENCIA 2.

Ahora que,  acercarse a Dios no es  tan fácil como parece, ya vimos que la vehemencia tiene sus lados positivo y negativo. Sino...


Ahora que,  acercarse a Dios no es
 tan
fácil como parece, ya vimos que la
vehemencia tiene sus lados positivo
y negativo.

Sino que...
Pensamos que es cualquier persona y
hasta lo tuteamos.
Y le hablamos de tú como si fuésemos
los "grandes amigos" 
Y eso...
Nos hace perder la noción de con quién
hablamos, y ese no es el mayor problema,
al  hablarle de tu en vez de usted, sino
que nos desubicamos y ese exceso de
confianza nos pierde.

Nos olvidamos de que Él está presente
y que nos conoce perfectamente...

Y si voy a Él muy "Humildemente" a 
pedir
que me conceda tal o cuál petición...
Pero mi "Soberbia" es conocida por toda 
la gente...
Y cuando estoy frente a Él mi voz es la de
una "Oveja"... 
Pero todos me temen porque soy como
 un "Lobo feroz".

Con Él soy "Tierna" pero "Agresiva" con
 la persona que se me enfrente.
Entonces...

¡La bipolaridad del ser humano es evidente!



You Might Also Like

0 comentarios