GUERRERA VENCIDA DOS...

No puedo cambiar el hecho, si mis libros no se venden... Pero quizá con los años, Se reconozca que mis letras valen más que la tint...


No puedo cambiar el hecho, si mis libros
no se venden... Pero quizá con los años,
Se reconozca que mis letras valen más
que la tinta que en ellas se ha gastado.

Fue mucho el tiempo que mi vida estuvo
cautiva  y conmigo mis bebés: también
 fueron sus prisioneros. 
Sí... Algunas veces huí con ellos.
Derrotada de antemano por un despiadado
 guerrero,

traté sin embargo de limpiar con mis 
lágrimas el suelo, buscando un poco de
 piedad,

 Sentimiento que el no conocía,
ni siquiera por los hijos que tenía.
Refugiándome en el dolor que sentía, he
escrito "La poesía de mi vida"...
En esas letras plasmo mi dolor, y al
mismo tiempo el dolor que otras mujeres
han pasado y que no tienen la forma de
gritarlo...Porque nadie quiere oirlas...
Es mejor cerrar los ojos y ver solo las
cosas lindas... Y oír la sinfonía de cosas
más agradables... Así se vive día con día... 
Quiero decir que escribirla me ha costado
derramar más lágrimas todavía...

Aunque por muchos años los cuencos de 
mis ojos se secaron... 
Al morir él hombre que tanto me lastimó,
pero siendo el único hombre que amé;  me
llenó de dolor y tristeza, y la fuente de mis
ojos se inundó con una cascada de llanto,
Quizá por no haber tenido por mi piedad 
y destruirme día con día... 
Más sin embargo día con día me rehacía.
Esperando que un asomo de bondad se
reflejara en sus ojos... Así pasó día con día..

Son siete años de su partida y todo sigue
grabado en mi mente... 
Estoy tratando de empezar una nueva vida,
mi corazón todavía se duele. 

You Might Also Like

0 comentarios