ESPERANDO A SU AMADA.

Al hombre que amó, que su corazón ardió, de amor, entregado dulcemente a la mujer, y siendo sincero, cuya boca nunca le mintió      ...


Al hombre que amó, que su corazón ardió,
de amor, entregado dulcemente a la mujer,
y siendo sincero, cuya boca nunca le mintió
                    Pero ella un día le abandonó.

    Pero el espera por si ella se arrepintiera,
            y quizá de su andar  se volviera

El la espera amoroso y deseando que su
cuerpo se envolviera, con el cuerpo tibio,
                     tan añorado de su amada,

 espera inútilmente, en la esquina de su casa,

    desde el día que ella lo abandonara.
Y pasan los días, y los meses, así como llueve,
sale el sol, amanece y llega la noche y oscurece

  casi sin comer,  triste,  siempre  insomne de noche,
     está pendiente, cuando se detiene un coche.

A veces recostado ,triste, agobiado ,abatido,
¿Que hice mal ? se pregunta muy dolido.

Sus hermosos ojos masculinos,se llenan de
lágrimas,  que quita con rabia....resentido.

Los muy machos, dicen que los hombres no
debe llorar....y... ¿Porque no ?

¿Pues de que están hechos ? ¿ No son de carne
y hueso,y tienen corazón ?
¿Y  no son humanos ? Y aman y aborrecen....
Porque ser hombre no significa que sean de hierro.

Y aunque fui herida sin misericordia por uno,
eso no me quita que vea y entienda, que no
todos los hombres sean cortados por la
misma tijera, aunque así lo diga el dicho,
pienso para mi misma, que gente mala,
 hay donde quiera.


You Might Also Like

0 comentarios