INFIEL Y DESCARADO

Hoy al dejar olvidado tu celular, me  dio  por revisar... y no sabía que era  abrir la  caja de pandora y conocer  de tus  más...




Hoy al dejar olvidado tu celular, me 
dio por revisar... y no sabía que era 
abrir la caja de pandora y conocer 
de tus más secretos perversos...

Tenías una cita con otra mujer y decía
el lugar, así que fui para ver con mis
propios ojos, lo que no podía creer...
Estabas con otra mujer...
Y ella te acariciaba la cara

Sentí como si se desparramaba sobre
mí un balde de agua helada, por un
momento cerré los ojos y al abrirlos
vi que habían subido a tu auto y se
marchaban.
Así que me fui a casa y esperé a que
volvieras y  te reclamé...
Al principio se reflejaron la furia y el 
natural enojo, en mi semblante y ojos.

Al aceptar tu infiel proceder, sin poder
refutar con las mentiras de siempre...
¡Que nos querían separar porque nos
tenían envidia!
Y yo así lo creí... ¡Esa era tu primer
mentira!

Pero la simpleza de tu respuesta y l
crueldad de tus palabras me dejó fría de 
pies a cabeza, y sentí por la espalda un
escalofrío que aún me estremece.

Eso te pasa por revisar en algo que no
debiste buscar... Invades mi privacidad
y tienes el descaro de reclamar...

Si no lo hubieras hecho, ahorita sería
distinto... Estuviéramos en paz, como
en cualquier hogar...
Al ver que el llanto me traicionaba, 

se puso furioso y después de
lastimarme...
salió de la casa.

Estaba congelada, por fuera y por dentro.
Creo que por un momento los dientes
pegaban uno con otro y castañeteaban. 


Afuera hay un gran estruendo de truenos

y una fuerte tempestad que se avecina;
Los relámpagos alumbran por momentos
el cuarto en el que me encuentro,

y hace que todo se vea más siniestro...
Pero es mucho más siniestro lo que me
acontece y más fuerte es la tormenta 
que me azota y me destroza. 

La lluvia golpea con furia la ventana, 

pero no se compara con las lágrimas que
con violencia brotan por mis ojos. 
Y el agua que se escurre forma un río y
este se desliza con fuerza, y corre por la 
calle.

No es comparable con la violencia de 
las lágrimas que brotan e incontenibles
por mi cara se resbalan; 

llanto que brota de lo más profundo de
mi alma.

Me siento helada por fuera y por dentro,
es tanto este dolor que creí que moriría...
Pero no fue así, porque mi corazón latía,
y latía cada vez más fuerte, 

obligándome a vivir.
Mis gritos se confunden con el sonido 
de los potentes truenos... 

No son gritos de enojo, son gritos que 
me desgarran el corazón por dentro...
Yo era feliz contigo, hasta que descubrí 
que no eras quien yo creía...
El hombre protector y tierno amante 
que prometiste ser... Y en un libro de 
actas, y lo firmaste delante de un Juez.

Fue entonces que me sentí rodar por la 
pendiente del abismo más hondo que 
puede existir...
Derrumbaste todo dentro de mí;
no solo el corazón, sino toda mi vida.
Alguien me dijo hace mucho tiempo que,
la calma viene después de la tormenta...

Y... ¿Esto cuando será? 
Porque desde ese dia y los días anteriores,
el sol no ha salido y la lluvia cae intensa.

El sol para mi no sale y las sombras de
la noche, me son más intensas que la 
misma tormenta...

You Might Also Like

0 comentarios