¡TRISTE REMEDO DE MUJER ! [ RECAPITULACIÓN 6 ]

Aprendí a sujetar mis encontrados sentimientos... ya no soñaba con tus caricias....Ya no vibraba de amor cuando me poseías....La verd...


Aprendí a sujetar mis encontrados sentimientos...
ya no soñaba con tus caricias....Ya no vibraba de
amor cuando me poseías....La verdad...
Me cansé de esperarte y de quererte...

Ya no pensaba en tu piel al deslizarse por la mía.
Ni en tus labios...que tanto besé...
Ya no necesitaba respirar tu aire...ni sentirte mío...
Ya no eras mi sueño...ni mi "gran amor"...
Ahora solo eras mi " dueño "
Al cambiarse mis sentimientos se desnudaron mis
anhelos....Ya no te saboreaba....ya no te apetecía....
Ya no estabas en mis pensamientos...
Ya mi mirada no estaba encendida....Dejé de beber
tu aliento...tu amor ya no me embriagaba....
Sin saberlo me perdiste...estaba para servirte....pero
ya no te pertenecía....
He hicimos el amor sin frenesí de besos...
Sin lujuria de cuerpos...posesión en silencio,,,sin
 emociones.

Tu piel al deslizarse por la mía, dejó de antojarse,
y tus manos al acariciarme ya no eran especiales
Perdiste mi esencia, mi alma de mujer enamorada...
Tan seguro estabas de mi amor...
Que no calculaste la distancia de tus errores...
Y fui lo que tu quisiste....
La mejor esposa, la abnegada madre de tus hijos...
Sin reproches ni cursilerías...
Ahogué muy adentro la terrible experiencia de tu
desamor, lo poca cosa que fui para ti, el que no me
valoraras como mujer....

Que no llenara tus expectativas como novia eterna...
amante apasionada...que yo hubiese sido... si me lo
hubieses permitido.
Pero si antes fui fuerte y capaz de soñar en vencer
imposibles....
Hiciste de mi un guiñapo frágil....

Un...¡ Triste remedo de mujer !...
Los encuentros amorosos empezaron a escasear...
tus falsos arrepentimientos por engañarme...dejaron
de funcionar.
Fue ese tu máximo error...porque el que tus labios
besaran otras bocas...y el saber que otras manos te
habían tocado...
Aunque te bañaras y te perfumaras y te lavaras los
dientes...el imaginarme de donde venías me empezaba
a asquear...
Tu desfachatez al negarlo, cuando los detalles eran tan
fáciles de reconocer...

Alguna vez te confronté con testigos y pruebas, solo para
que vieras que no era justa tu forma de ser, y que no era
ninguna tonta...
Solo una mujer....Antes enamorada....Hoy...Un guiñapo...
¡ Triste remedo de mujer !

You Might Also Like

0 comentarios