REFLEJOS DEL AYER

¿Qué hay en mi corazón que no logro entender ? ¿.Qué puedo ofrecer? ¿Y puedo yo inspirar, palabras lindas, que me hagan sentir mujer...


¿Qué hay en mi corazón que no logro entender ?
¿.Qué puedo ofrecer?
¿Y puedo yo inspirar, palabras lindas, que me
hagan sentir mujer ? Hace ya tantos años que lo
dejé de ser......

Ahora sé que el amor, no es causa de sufrir,
el amor te debe hacer feliz... y... entonces..
¿qué me pasó a mi ?

Creer en el amor me costó muy caro.... mi candor,
 mi inocencia, y mi fe en la gente se fué.
Para mi el amor fué, un elixir de sufrimiento.
Este elixir lo probé,

 cuando se mezclaron los ingredientes fatídicos,
de las miserias de este mundo...
Alguien dijo una vez, que es la destilería de este
mundo, donde se purifica, el dulce néctar del amor.

Y ese es el elixir mágico del amor, que deberían
ser gotas de miel y felicidad

Si el me hubiera dado amor : su piel debió abrigarme
en medio de la hosca soledad.

Hubiese sido un vientecillo delicioso, como venido
del mar,que refrescara mi piel y mi alma.
Sus brazos debieron darme, la protección que
anhelaba.

Y su voz debió arrullarme, y animarme cuando más
lo necesitaba.

Pero mi corazón aún se estremece, y por momentos
 mi angustia crece; y la pregunta es : ¿ Porqué yo ?
¿Porqué a mi ?

Mi tez palideció una y mi veces, mi corazón casi falló
de dolor, al callar lo que mutiló mi esencia de mujer,
mutiló mi alma, mi intelecto y la razón de sentirme viva

Porqué, si yo era tan bella,no solo por dentro sino por
fuera; y no lo digo con falsa modestia; muchos desearon
ser amados por mi...


 pero mis ojos al verlo, fueron hechos
prisioneros y mi corazón conoció el amor por vez
primera y entregué mi vida y alma sin reserva.

Un hombre célebre escribió creyendo en verdad en
 esta quimera :" La sexualidad es biológica, el amor
es exclusivamente humano, es universal, es
transhistórico, está emparentado con la esperanza
y la ilusión.
"
Transitamos en la vida amando, gozando y
padeciendo, alegres y tristes....
la vida es un camino breve que desemboca en la muerte,
 y en el que bebemos dos clases de vino : el del placer
y el del dolor.


El primero creo que lo bebí muy de prisa y el otro
 también...... pero el sabor me duró, amargo,


 por tantos años.

Obedecí al pié de la letra : Hasta que la muerte los separe....

Traté de ser la leal compañera, la cual
cualquiera otro quisiera, en mi mente inculcada con
amplia severidad, de que la mujer calla y obedece...
 tan mexicana, tan de un mundo retrograda que a la
mujer envilece y la convierte en nada.

Y  no es en realidad ,lo que se inculca, es el malnacido
que me tocó por suerte.

Y es que ese vino que de un trago bebí , que me llevó
a conocer las miserias del mundo y por consecuente,


sin conocer otro camino mejor, que desear, anhelar la
Muerte.
 Y la esperas fielmente ....

y la ansías.... y ella  te desprecia y no viene....

 la buscas....


 y le gritas y ella  se ríe discola e irreverente .

Y la imaginas estrechándote, poco a poco muy quedo,
envolviendo tu razón, tu dolor y tu miedo y te abrazas
a ella desesperada.....


 pero la infame te suelta, y tienes
que seguir soportando ese dolor tan intenso, intangible,

Pero no hay resignación, y la vuelves a buscar y a
esperar con renovadas ansias volverla a encontrar.

Hoy analizando mis pensamientos; debo entender
Que ya todo pasó.

renovar mis sentimientos, y
reconocer fríamente que si mi autoestima la perdí
en este proceso de mi vida triste, solo yo,  podré
recuperarla.


Que necesito creer en mi misma cuando me veo
en el espejo de la vida.
Qué me importan las palabras lindas de nadie, o si
me veo fea o atractiva.

Soy yo misma la que debo cambiar la forma de ver
 mi vida.
Pero hay tanta sequedad, austeridad, y sobriedad en
mi  que me intimidan.

Lo que me asusta cuando me veo en el espejo no
es lo que reflejo, no es mi piel.


Es la vejez que me quedó en el alma, envejecí por dentro
 y eso es algo que los cosméticos, ni la cirugía pueden quitar....

















You Might Also Like

0 comentarios